La Plaza de los Leones de Teguise se llena de zapatos rojos en contra de la violencia de género

Ojalá esta tinta sea la última que se derrame, no podemos bajar la guardia. Más educación y menos víctimas

El alcalde de Teguise, Oswaldo Betancort, y la concejala de Igualdad, Nori Machín, en coordinación con el Foro Contra la Violencia de Género, conmemoró esta mañana el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Hacia la Mujer con el proyecto Zapatos Rojos, una instalación al aire libre en la que todos podían aportar unos zapatos rojo o pintarlos en señal de rechazo a la violencia de género, obra de la artista visual Elina Chauvet, dedicada a las mujeres que han sufrido violencia de género.

La pintada se realizó al aire libre, contando con la participación de las personas que se acercaron a escribir mensajes y palabras de aliento, dejándolo junto a cada par de zapatos rojos, que simboliza la desaparición de una mujer.

En uno de estos mensajes, escrito por el alcalde de Teguise, se podía leer: “ojalá esta tinta sea la última que se derrame, no podemos bajar la guardia. Más educación y menos víctimas“.

La iniciativa de Zapatos Rojo tiene su origen en Ciudad Juárez, México, cuando el 22 de agosto de 2009, Elina Chauvet, en recuerdo de su hermana asesinada por su marido, pidió justicia de este modo particular, que ahora tiene una dimensión internacional.