El alcalde de Teguise felicitó a los propulsores de la idea de “sembrar cultura, riqueza y bienestar social, para que las nuevas generaciones lo recojan dentro de 15 años”

Costa Teguise clausuró sus fiestas con la colocación de la Cápsula del Tiempo bajo tierra junto al Centro Cívico, en un acto muy familiar que cerró la primera cita lúdico-festiva surgida por iniciativa ciudadana, y que durante una semana ha convocado a los vecinos en distintos escenarios de Costa Teguise para celebrar un programa de actividades para todos los públicos, con talleres, exposiciones, deporte, gastronomía, juegos de mesa, bailes y música.

Como cierre de las fiestas, la Cápsula del Tiempo fue enterrada este domingo con objetos cotidianos de los vecinos de Costa Teguise, como juguetes y cromos de los más pequeños, periódicos, fotografías, el programa de las fiestas y algunos mensajes, entre otras curiosidades. Todo ello para ser descubierto dentro de 15 años y que los vecinos del año 2.030 hagan un viaje en el tiempo.

El alcalde de Teguise, Oswaldo Betancort, participó en el acto simbólico, guardando en la cápsula una misiva dedicada a los vecinos de Costa Tegusie que descubrirán este cofre con tesoros del pasado y “que simboliza el comienzo de una nueva convivencia”, ha declarado Betancort, que felicitó a los propulsores de la idea de “sembrar hoy cultura, riqueza y bienestar social, para que las nuevas generaciones lo recojan dentro de 15 años”.

“Costa Teguise ha vivido estos días una magnífica oportunidad para la cohesión social de una zona residencial y turística, y espero que estas fiestas se consoliden en el tiempo, y cuenten con una exquisita y activa participación de todos los vecinos”, ha concluido el alcalde.